“FELICES LOS QUE LLORAN”

¿Felices los que lloran?, ¿qué clase de lógica es esta? Esta es la lógica de Dios, que muchas veces va en contra de lo que creemos, ¿llorar, sufrir?, ¿quién quiere sufrir? Humanamente nuestra respuesta es “te lo agradezco, pero no”.

El sufrimiento es algo que en primera instancia rechazamos, porque nos gusta estar bien. Pero Jesús nos dice “felices los que lloran, porque ellos serán consolados”, nos enseña con su ejemplo como el sufrimiento llevado con paciencia y humildad nos lleva a la resurrección, y puede no solo salvar mi corazón, sino que, a través de él, salva muchos corazones.

Un corazón como el de Jesús, que se rompe para reconstruir miles de corazones rotos, esto es contradictorio, pero es que el amor es así, va más allá de nuestra razón y nuestro entendimiento.

El duelo siempre es duro, no sabemos como actuar, pero cuando lo aceptamos, empezamos a ser más sensibles, a comprender el dolor de mi hermano, que sufre igual que yo, no juzgamos la cruz del otro, sino que entendemos su batalla y hasta con nuestro propio dolor nos convertimos en sus cirineos.

Como nos dice el Papa Francisco: “quien no sabe llorar, no sabe reír, y mucho menos sabe vivir”. Y es que, ¿cómo conoceremos lo que la felicidad es, si no hemos sufrido?

Por eso nosotros tenemos que aprender a ver el dolor como un regalo y no como un castigo, así como Job (Santiago 5,11). Un regalo que nos dice que, si todavía estamos aquí, es que no hemos llegado a nuestro límite y Dios nos quiere cerca de él, porque esta es la manera como nos atrae hasta su pecho, miremos el ejemplo del hijo prodigo, cuando se vio acabado, fue corriendo a los brazos de su padre, es la forma como el Señor nos da una oportunidad para seguir creciendo, seguir luchando.

Si te sientes como dice la canción de nuestro artista invitado Ambiorix Padilla, recuerda que el Señor te levanta y está siempre contigo, Él sana tu corazón adolorido.

Tatiana Baldiris Álvarez

En memoria de mi buen amigo el Padre Caled, quien me enseñó que quién no sabe llorar no sabe reír. Gracias hasta el cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.