Vida = Amor  

 

Para ti que te crees muy orgullo de portar en tu bandera la palabra Amor; quiero hablarte del Amor:

El Amor, no es un mariposario de emociones, no es una exhibición de lindas fotos, no se hace, no es ir para todos lados con una persona, no es viajar, no es ir a comer, no es salir a bailar ni darse un abrazo, ni un beso.

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna.”

 (Juan 3,16)

En el amor se pueden vivir cada una de esas experiencia y bonitos sentimientos, pero reducir que eso es amor es mentir y mentirte.

El amor no es la sequedad del desierto sin emociones, no es las lágrimas derramadas porque sentiste mucho, diste todo y te decepcionaron, entonces como tú no “lo hiciste”: ¡Amaste!, tampoco es, arrodillarse, darte golpes de pecho, cual víctima.

“Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos.”

 (Juan 15,13)

En el amor encontraremos sentimientos detestables y amargura, dolor y sufrimiento, pero decir que solo eso, es amor, es mentir y mentirte.

Darse, entregarse, pensar en el otro como si fuera mi propia vida, soportar, ser paciente, perdonar, no envidiar, no robar, no matar, cuidar, no mentir, construir, libertad, misericordia, generosidad, mi vida.

El amor se da por una decisión que se elige en libertad, sin esperar nada y esperanzarse en obtener todo lo bueno para ese a quien amas, es la entrega total de tu vida donde se ejercitan las mayores virtudes.

Amor no es un sentimiento, no son aventuras, no es un sacrificio, no es vivir el dolor; y ¡Sí! de acuerdo, todo esto hace parte de su paisaje, pero no lo reduzca a eso porque sería poco para lo que realmente es, es la Vida, Amar es vivir.

Comienza a sentirte amado al descubrir que un Dios que te pensó con amor, te dio la vida y cuando la perdiste dio su vida, para que la tuya jamás acabe.

Por favor cree en lo eterno, no en lo efímero; y si hoy vas a portar la bandera del Amor, que sea con verdad y con decisión, todo pasa, mariposas vienen y van, pero el amor es fiel y nunca se va, al contrario, se transforma para crecer, porque como dice Antoine de Saint Exupery «El amor es lo único que crece cuando se reparte”.

 

Steffi Daniela Baldiris Álvarez ♡ ✞ ∞

Y para dar: Amor y perdón, por siempre y para siempre

 

Anuncios

“FELICES LOS QUE LLORAN”

¿Felices los que lloran?, ¿qué clase de lógica es esta? Esta es la lógica de Dios, que muchas veces va en contra de lo que creemos, ¿llorar, sufrir?, ¿quién quiere sufrir? Humanamente nuestra respuesta es “te lo agradezco, pero no”.

El sufrimiento es algo que en primera instancia rechazamos, porque nos gusta estar bien. Pero Jesús nos dice “felices los que lloran, porque ellos serán consolados”, nos enseña con su ejemplo como el sufrimiento llevado con paciencia y humildad nos lleva a la resurrección, y puede no solo salvar mi corazón, sino que, a través de él, salva muchos corazones.

Un corazón como el de Jesús, que se rompe para reconstruir miles de corazones rotos, esto es contradictorio, pero es que el amor es así, va más allá de nuestra razón y nuestro entendimiento.

El duelo siempre es duro, no sabemos como actuar, pero cuando lo aceptamos, empezamos a ser más sensibles, a comprender el dolor de mi hermano, que sufre igual que yo, no juzgamos la cruz del otro, sino que entendemos su batalla y hasta con nuestro propio dolor nos convertimos en sus cirineos.

Como nos dice el Papa Francisco: “quien no sabe llorar, no sabe reír, y mucho menos sabe vivir”. Y es que, ¿cómo conoceremos lo que la felicidad es, si no hemos sufrido?

Por eso nosotros tenemos que aprender a ver el dolor como un regalo y no como un castigo, así como Job (Santiago 5,11). Un regalo que nos dice que, si todavía estamos aquí, es que no hemos llegado a nuestro límite y Dios nos quiere cerca de él, porque esta es la manera como nos atrae hasta su pecho, miremos el ejemplo del hijo prodigo, cuando se vio acabado, fue corriendo a los brazos de su padre, es la forma como el Señor nos da una oportunidad para seguir creciendo, seguir luchando.

Si te sientes como dice la canción de nuestro artista invitado Ambiorix Padilla, recuerda que el Señor te levanta y está siempre contigo, Él sana tu corazón adolorido.

Tatiana Baldiris Álvarez

En memoria de mi buen amigo el Padre Caled, quien me enseñó que quién no sabe llorar no sabe reír. Gracias hasta el cielo

Un Corazón Lleno del Espíritu Santo

Espiritu Santo

Los discípulos tenían miedo,

estaban encerrados,

Jesús le había encomendado una misión,

pero no la hacían,

en medio del miedo, la madre los acompaña en oración.

Llegó el día, en el que consuela aparece,

llegó a avivar la llama de su corazón,

y ellos proclamaron a Jesús con sus palabras, con sus acciones,

con sus vidas, con sus corazones.

Hoy yo soy ese discípulo encerrado,

Con miedo, con temor de proclamar tu Nombre,

Por mi pecado, porque soy débil,

Y no tengo fuerzas para hacerlo,

pero Tú, una vez más, al igual que con los discípulos,

envías tu Santo Espíritu, que viene a renovar mi vida,

me da la fuerza que necesito y me llena de tu amor,

me regala un corazón lleno de valentía,

y entiendo que un corazón valiente, es un corazón lleno del Espíritu Santo,

y un corazón lleno del Espíritu Santo, todo lo puede.

¡Ven Espíritu Santo y renueva mi vida, renueva mi corazón!

 

Oración:

Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspíranos siempre lo que debemos hacer y lo que debemos evitar, lo que debemos decir y lo que debemos pensar, para procurar tu Gloria y el bien de las almas.

AMÉN

LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR


En el anuncio más importante de la historia el Señor nos regala varios mensajes, siempre que leemos esta parte del Evangelio (Lc. 1, 26 – 38) descubrimos la inmensidad del amor de Dios y sus promesas.

Pero hoy quiero detenerme en uno en particular, en un mensaje que nos llena de esperanza, que nos dice que el Señor todo lo puede: “… porque ninguna cosa es imposible para Dios” (Lc. 1, 37).

El mismo pasaje bíblico nos muestra como esas cosas que van contra toda lógica humana, van tomando forma para que se logre el plan de salvación que Dios elaboró para nosotros.

Así como nuestra madre María supo acoger la voluntad de Dios en su vida, creyendo que todo lo que el Señor le había anunciado se cumpliría, nosotros también somos capaces de aceptar sus designios, pues María es el ejemplo de todo lo que Dios quiere para la humanidad.

Si en algún momento de nuestras vidas creemos que no hay salida, debemos esperar contra toda esperanza como María y recordar que Aquel que nos creó puede hacer hasta lo inimaginable.

Pidamos al Señor que nos dé la gracia de siempre tener la certeza de que “todo es posible para quien cree” (Mc. 9, 23).

TATIANA BALDIRIS ÁLVAREZ

El amor en los tiempos del pecado

WhatsApp Image 2018-04-20 at 9.02.10 AM

Un acto revolucionario por parte de Jesús

El papa Benedicto XVI, no se equivoca cuando afirma -apoyándose en algunos filósofos griegos- en su exhortación apostólica: Deus Caritas est, que es importante diferenciar en los textos bíblicos (Nuevo Testamento) los sinónimos de amor y su etimología; en primer lugar se hablaba de un amor eros, que es el que se le impone al hombre; para ser más preciso el amor entre un hombre y una mujer, en segundo lugar, está el amor philia, que es el de la amistad, como el amor de Jesús a sus discípulos, y en tercer lugar, el agapé, el cual denota, una gran importancia en el Cristianismo primitivo; ‘‘este vocablo expresa la experiencia del amor que ahora ha llegado a ser verdaderamente descubrimiento del otro, superando el carácter egoísta que predominaba claramente en la fase anterior. Ahora el amor es ocuparse del otro y preocuparse por el otro. Ya no se busca a sí mismo, sumirse en la embriaguez de la felicidad, sino que ansía más bien el bien del amado: se convierte en renuncia, está dispuesto al sacrificio, más aún, lo busca.’’ (Benedicto XVI, Deus Caritas Est)

He querido empezar con esta introducción, para tener claro de qué tipo de amor estamos hablando, un amor que, aunque la palabra ‘‘Pecado’’ quiera imponerse como una acción o voluntad inherente al ser humano, está dispuesto a Amar sin medida, que está dispuesto a que tiendas y busques un único y perfecto bien, un amor, que no es ni como el tuyo ni el mío, que buscan solo el bien individual siendo egoísta. Precisamente, en tiempo del pecado, este amor agapé se muestra como aquella Luz que ilumina grandemente un sendero de oscuridad y desesperanza, donde habita un amor eros desenfrenado. Sin embargo, al llegar a este punto, es importante aclarar que en nuestra vida, debe hallarse, el eros con el agapé, ya que, que el eros es aquella fascinación, aquella pasión o impulso a amar (amor ascendente) y el agapé es aquel amor que está para el otro, que no piensa en recibir sino en dar, para concluir que los dos están completamente unidos.

Ahora, no queda más que hablar, de aquella persona que utilizó esta justa medida en el amor, que con el mayor acto revolucionario de amor, quiso amar y amar hasta el extremo, hasta entregar su vida, aunque el pecado permeara la vida de muchos, eso no le importó para darse por todos. En efecto, Jesús –el salvador- nos enseña la forma de amor más radical, que Él siendo Dios, salve a un hombre, Jesús es el acto revolucionario de amor de Dios encarnado en la humanidad, y eso no le bastó, además de eso, instituyó la Eucaristía, para perpetuar su amor por los siglos de los siglos.

Carlos Andrés Pino Pino

Seminarista de la Arquidiócesis de Cartagena

EL AMOR ES MISERICORDIA

Muchas veces en nuestra vida hemos sentido que no merecemos nada, que no merecemos la mirada de Dios y mucho menos de su abrazo; porque le hemos fallado; y nuestra primera reacción es apartarnos de Él, porque estamos avergonzados.

Sin embargo, su amor es tan grande, que aun cuando no lo merecemos nos mira con ternura y acaricia las heridas de nuestro pecado, llenándonos de su misericordia, que no humilla ni maltrata. Nos dice por el contrario que sigamos adelante que si Él no nos juzga nadie puede hacerlo, como lo hace con la mujer adultera (Juan 8, 1 – 11).

Dios nunca se cansa de perdonarnos, siempre está dispuestos a recibirnos con los brazos abiertos como al Hijo Pródigo. Y así nos lo recuerda a lo largo de las escrituras; pero sobretodo nos lo recuerda en nuestro día a día cuando el pecado ha roto nuestra relación, pero vemos que siempre sale a nuestro encuentro para sanar las heridas que por tontos nos hemos causado, porque solo un amor así tan puro, tan bueno e infinito puede hacer nueva todas las cosas.

Por eso seamos testigos de la misericordia de Dios, predicando con nuestras acciones eso que hemos recibido y que no merecemos; seamos misericordiosos con nuestros hermanos así como nuestro Padre Dios es misericordioso (Lc. 6, 36).

Hoy en el día de la misericordia demos gracias al Señor por su bondad y compasión, por su amor que sana, transforma y restaura. Por eso te digo hoy, hermano que te sientes herido, los santos no son santos porque nunca pecaron, sino porque aprendieron acoger la misericordia de Dios en sus vidas. Roguemos al Señor, que nos dé la gracia de sabernos amados y aceptar su misericordia en nuestras vidas.

7 cosas que NO SABÍAS de NANA ANGARITA

IMG_20170706_165726

¿Sabías que Nana Angarita es colombiana?

Ha sido tan universal la música, obra y testimonio de Nana Angarita que muchos no dudan de su nacionalidad. ¡Es COLOMBIANA!

¿Sabías que la canción “Aquí Estoy” de Nana Angarita ha sido traducida a varios idiomas?

Tal cual. Ha sido traducida a varios idiomas para ser interpretada en eucaristías en el mundo. Ella misma cuenta que hace mucho rato dejó de ser de ella para convertirse en un canto universal.

¿Sabías que Nana Angarita estudió música?

Nana, a sus 19 años estudió música en un conservatorio de Bogotá, pero jamás imaginó convertirse en un icono de la música católica.

¿Sabías cuál es el escenario favorito de Nana Angarita?

Puede cantar por todo el mundo, pero su mayor orgullo es cantar en la Eucaristía. Ella se dedica tiempo completo a servir en la iglesia y ama la liturgia, porque sabe que su propósito es hacer que la gente se enamore de Dios.

¿Sabías por qué Nana Angarita empieza a cantarle a Dios?

Nana busca a Dios, porque su adolescencia fue triste y cuando Él empieza a sanar su corazón a través de la Renovación Carismática Católica, empieza a cantarle.

¿Sabías que Nana Angarita dejó su carrera como Foniatra para dedicarse completamente a la música?

Tenía una clínica de la voz en Bogotá, era foniatra de cantantes de ópera y docente universitaria, decidió renunciar a todo eso y componer canciones que le inspiraba El Señor, fue tan grande el amor de Él, que pasó de cantar en grupos de oración a cantar en congresos. Fue Dios abriendo las puertas de su carrera.

¿Sabes cómo puedes conocer a Nana Angarita?

Si quieres cantarle a Dios junto con Nana, te esperamos este sábado 5 de agosto en el Festival de Música Católica del Caribe que se realizará en el Coliseo del Colegio Biffi, ¡Para que todos seamos uno!

Fuente: ElPaís.com.co