Padre Damian María

¡28 años de alegría, 28 años latiendo con fuerza! Una sonrisa, un abrazo, una mirada, una frase a tiempo, una canción, una melodía, una obra de teatro como distracción, una poesía como sentimiento, una oración como vocación… Desde pequeño demostró que pisaba fuerte cuando con tan solo 4 años se subió a un escenario para cantar un fandango al butanero de la ciudad. A los 10 años decidió que los estereotipos no existían, ni tampoco los mensajes imposibles. Ya por aquel entonces su corazón latía a un ritmo diferente… La adolescencia le enseñó que todo es posible y que hay llamadas imposibles de rechazar, que la vida te da sorpresas… Desde el principio entendió que su entrega no era exclusiva a una causa ni a una persona.En su juventud descubrió que hay pilares que se pueden mover, que lo que está escrito no es lo definitivo, que hay ciudades y personas que con menos dan más, que el amor de Dios cada uno lo expresa y siente de un modo distinto, que no es quien para juzgar y que su único papel aquí es el de mediador… Se dio cuenta que su vocación era mucho más generosa, que la gente necesitaba melodías nuevas, conceptos diferentes y despertar sentimientos dormidos… Por eso trabajó con el don que desde pequeño Dios le dio, y lo puso al servicio de los demás: una canción, una melodía, una obra… una palabra.Un mismo mensaje: mil formas de comunicarlo, la misma de sentirlo… Más allá de los templos, las religiones, la cultura… está el corazón y todo lo que él genera… Por eso más que nunca, ¡Déjate llevar! / #sienteloslatidos /

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s