FEMUSICA

El Femúsica es la fiesta más grande de música católica del Caribe Colombiano, sirve como una estrategia de evangelización de jóvenes a través de la música que aprovechando a la cultura como elemento integrador de la sociedad, busca compartir la Palabra de Dios en una plataforma de intercambio de expresiones de fe, amor, esperanza y alegría, mostrando así el talento que está al servicio de la evangelización.

Acciones

Más que un evento, el Festival de Música Católica del Caribe es un espacio, un intercambio, de integración en el que jóvenes de diferentes sectores y caminares de nuestra sociedad, convergen para dar testimonio de Fe y de vida, llevando el mismo mensaje de amor y esperanza a los creyentes y a los que no han escuchado aún la Palabra del Señor. Para ello, realizaremos las siguientes acciones:

  1. Participaremos en espacios culturales de la ciudad.
  2. Organizaremos mini-conciertos en instituciones educativas, entre colegios y universidades.
  3. Animaremos musicalmente en parroquias de diferentes zonas pastorales.
  4. Realizaremos charlas de esperanza con grupos juveniles.
  5. Haremos parte de encuentros Arquidiocesanos.
  6. Gestionaremos la entrega de instrumentos musicales a grupos juveniles de la periferia de la ciudad.
  7. Siendo una Iglesia en salida, llevaremos el mensaje hasta las zonas menos favorecidas de nuestra sociedad.
  8. Femúsica.
Componentes

En el Femusica se convergen algunas dimensiones o componente, que permean todas las realidades humanas, permitiéndole ser un espacio que logre un impacto en la sociedad necesitada de luz y el despertar en aquello que le genere verdadera siembra para lograr cosechas fructíferas y lograr un mundo cada vez lleno de más ESPERANZA.

  1. Componente Artístico – Cultural: El primero aprovecha la creatividad y el talento cultural y artístico de los jóvenes y les da el propósito de ser un elemento integrador de sociedad, con un ideal firme y la convicción de que hay nuevas formas de aportar a la transformación social desde la cotidianidad de cada uno desde el arte, desde la cultura.
  2. Componente Espiritual: El segundo componente es lo que le da razón a nuestro actuar y al festival, porque reconocemos que no somos nosotros quienes logramos crear, organizar, presentar y llevar a cabo el Femúsica, sino que es Dios, en su gracia salvífica, que le da sentido a la vida.
  3. Componente Social: Si el primer componente es el instrumento o medio de expresión y el segundo le da propósito a dicho medio, el tercer componente representa el impacto que se espera generar. La espiritualidad y la capacidad reflexiva del ser humano son elementos intangibles que logran ilustrarse en la práctica de valores, sociales y cristiano-católicos, cimentados en un buen ideal. En realidad el Femúsica es un estilo de vida que buscamos compartir con los demás. Es nuestra respuesta al desaprovechamiento del tiempo libre, a las tentaciones desbordadas de la sociedad de consumo, a la indiferencia social, al alcoholismo y la drogadicción, al pandillismo y la ilegalidad, al desprecio por la vida y la dignidad humana, a la cultura de la mediocridad… Juntos podemos iniciar las transformaciones de la sociedad, que tanto necesita nuevos espacios de integración y recreación, de gozo y hermandad, de reflexión y creatividad, de conocer que hay otras personas que viven y buscan la felicidad de otra forma, acercándose al Señor y dando testimonio de sus buenas nuevas. Esta es la oportunidad para que la gestión social no sea un elemento intangible y somero de nuestras prioridades.