7 cosas que NO SABÍAS de NANA ANGARITA

IMG_20170706_165726

¿Sabías que Nana Angarita es colombiana?

Ha sido tan universal la música, obra y testimonio de Nana Angarita que muchos no dudan de su nacionalidad. ¡Es COLOMBIANA!

¿Sabías que la canción “Aquí Estoy” de Nana Angarita ha sido traducida a varios idiomas?

Tal cual. Ha sido traducida a varios idiomas para ser interpretada en eucaristías en el mundo. Ella misma cuenta que hace mucho rato dejó de ser de ella para convertirse en un canto universal.

¿Sabías que Nana Angarita estudió música?

Nana, a sus 19 años estudió música en un conservatorio de Bogotá, pero jamás imaginó convertirse en un icono de la música católica.

¿Sabías cuál es el escenario favorito de Nana Angarita?

Puede cantar por todo el mundo, pero su mayor orgullo es cantar en la Eucaristía. Ella se dedica tiempo completo a servir en la iglesia y ama la liturgia, porque sabe que su propósito es hacer que la gente se enamore de Dios.

¿Sabías por qué Nana Angarita empieza a cantarle a Dios?

Nana busca a Dios, porque su adolescencia fue triste y cuando Él empieza a sanar su corazón a través de la Renovación Carismática Católica, empieza a cantarle.

¿Sabías que Nana Angarita dejó su carrera como Foniatra para dedicarse completamente a la música?

Tenía una clínica de la voz en Bogotá, era foniatra de cantantes de ópera y docente universitaria, decidió renunciar a todo eso y componer canciones que le inspiraba El Señor, fue tan grande el amor de Él, que pasó de cantar en grupos de oración a cantar en congresos. Fue Dios abriendo las puertas de su carrera.

¿Sabes cómo puedes conocer a Nana Angarita?

Si quieres cantarle a Dios junto con Nana, te esperamos este sábado 5 de agosto en el Festival de Música Católica del Caribe que se realizará en el Coliseo del Colegio Biffi, ¡Para que todos seamos uno!

Fuente: ElPaís.com.co

Anuncios

Pablo está Loco

IMG_9637

LOCURA Y AMOR, Dos palabras que definen a Pablo Martínez, un loco anunciando La Buena Noticia de Jesús y una vida en constante entrega del amor de Dios sin importar fronteras, combinando la música y la Palabra.

Nació el 26 de junio en 1978 en la Ciudad de Rosario, Argentina, en una familia católica tradicional. Sin embargo, su primer encuentro con el Señor, fue hasta su adolescencia en una Eucaristía de Sábado de Gloria en 1994, fue en ese momento en el que el Señor le dijo: “Ven y verás”; momento que de manera responsable y consciente empezó a vivir comprometidamente su fe católica.

Inició estudios de Administración de Empresas, pero los planes que Dios tenía para él eran diferentes; en su proceso, nuestra Madre María, bajo la advocación Reina de la Paz,  con toda su ternura y amor,  lo atrajo fervientemente, y Pablo dio el mejor Sí de su vida, sin medidas, así como Ella. En 1997, en su parroquia le invitaron a ser catequista de los jóvenes, fue aquí donde empezó su más grande servicio y el comienzo de lo que sería su verdadera pasión, su principal vocación: Palabra Por La Nueva Evangelización, y fue gracias a este llamado que empezó sus estudios de catequista. Hoy es Catequista con formación religiosa y teológica en colegios e institutos superiores y además un gran influenciador apostólico en las redes sociales con sus vídeos de 60 segundos explicando el Evangelio del día.

En cuanto a la música, no la estudió, no se define como cantante (…) “Canto no porque sepa cantar, canto, porque quiero contar lo bello, bueno y eterno de tu amor” (…), manifiesta Pablo. Como compositor, todo fue en silencio, en la intimidad de su habitación, solo Jesús y él. Pero fue hasta 1.999, que en un retiro de músicos el Señor mostró su tiempo, que manifestó sus señales, era tiempo de cantar, todos en aquel retiro se deleitaron con su voz y sus composiciones.

En el año 2002, gracias a un ángel y a su bondad, el padre Rubén Bellante, le ofreció producir su primer trabajo discográfico, el cual se hizo realidad hasta octubre de 2003, fue en esa discografía que se dio a conocer el título que aún hoy más de 10 años después sigue llenando  la vida de quienes sienten el gran amor de Dios, canción que lleva por título “Hasta la locura”.

Después de ese instante podemos reconocer a Pablo como un LOCO del AMOR de DIOS, y esto nos lo demuestra todos los días con sus contenidos evangelizadores en las redes sociales, donde manda un mensaje actual del Evangelio y nos anima a que lo hagamos vida con la expresión “VAMOS QUE SE PUEDE.

El FEMUSICA contará este 5 de agosto con la presencia de este GRAN SERVIDOR DEL SEÑOR, incansable, un loco del amor, regalo que nos hace el Señor a nuestra ciudad, “al amparo de su amor” y bajo la presencia y ternura de la “Madre de la Aurora” y sabiendo que a ti Jesús aunque “tarde te amé”, y que por tu bondad “la piedra que nunca se usó”, y gracias a tu misericordia este día esperado siendo UNO, juntos “en sus manos” cantaremos “un canto nuevo” y gritando desde el corazón que nos puede faltar todo en la vida, nos puede faltar hasta la vida, pero que nunca nos falte el deseo de amar al Señor hasta el final; porque Hasta la locura te amamos Señor”.

Escrito por Luisa F. Angulo

TE ESPERAMOS PABLO
Y tú, ¿te vas a perder de vivir UNA VERDADERA LOCURA DE AMOR?
AGOSTO 5, Coliseo del Colegio BIFFI
¡¡¡VAMOS QUE SE PUEDE!!!

La PAZ que NECESITO

publicación blog femusica 1-01

Estamos viviendo una época donde todos queremos la paz, todos los días vemos en las noticias actos de violencia, injusticia, desigualdades. Parece que no tuviéramos esperanza, que todo está perdido.

Pero, meditando la Palabra de Dios encontramos que el primer regalo que nos hace Jesús resucitado es la Paz, así lo narra San Juan en su evangelio: “Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo – La Paz con vosotros –.” (Jn. 20, 19).

Esta es la Paz verdadera la que viene directamente del amor, y debemos pues, acogerla en nuestros corazones para que el mundo pueda ser un lugar mejor; porque solo construiremos Paz exterior (ausencia de guerras, desigualdades, injusticias, etc.) cuando empecemos a realizar pequeños actos, pero concretos de amor y perdón, actos que reflejen que la paz es un regalo del amor, y por tanto empieza en nuestros corazones, en nuestro interior.

Solo teniendo paz interior podremos dar al mundo paz exterior, ya que nadie puede dar algo que no tiene; y aunque veas las noticias y creas que todo está perdido recuerda que Jesús nos regala la paz y nos dice hoy: Cuando no haya esperanza, sé tú la esperanza, sé tú instrumento de paz; que todo lo que hagas, digas y pienses sea reflejo de ese maravilloso regalo que nos da Jesús: LA PAZ.

Por eso, hoy FEMUSICA alza su voz y pide paz, desde lo cotidiano, desde lo pequeño, desde la compresión, aceptación y respeto por el otro. Hoy FEMUSICA nos invita a que empecemos a construir la paz desde nuestras sonrisas, desde nuestro corazón para que seamos verdaderas armas de PAZ.

Oración

Señor haznos verdaderos instrumentos de tu Paz, enséñanos Jesús a acoger tu regalo y extenderlo por el mundo, enséñanos a poner amor, fe y esperanza en los lugares que no hay; que cada circunstancia de nuestra vida sea una ocasión para amar. Amén

Fuentes:
Cita bíblica: Biblia de Jerusalén

5 COSAS QUE UN CRISTIANO DEBE SABER de la Ascensión de Jesús a los cielos

post-blog-01

El próximo 28 de mayo la Iglesia celebra la Ascensión de Jesús a los cielos, cuarenta días después de su Resurrección, así como lo narran los evangelios. Por esta razón, vamos a exponer 5 datos curiosos que quizá no conocías acerca de La Ascensión del Señor:

  1. Cuarenta días: Jesús estuvo con los discípulos 40 días antes de subir a los cielos (Hch. 1, 3 – 9). Así como pasaron 40 días y 40 noches del diluvio, 40 años del pueblo de Israel vagando en el desierto, 40 días de Jesús en el desierto… El número 40 en la Biblia es de gran importancia; el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades», se explica en ACIPRENSA. Entendiendo que es el tiempo en que Dios nos permite fortalecernos a través de situaciones que forjen y purifiquen nuestras vidas.
  2. Nos deja una misión: antes de volver al Padre, Jesús nos deja una misión “Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la Creación…” Mc. 16, 15 – 20. Es nuestro deber como bautizados anunciar la Resurrección a todos los pueblos, es decir con nuestras acciones más que con nuestras palabras mostrar el rostro resucitado del Hijo de Dios.
  3. Nos promete al Espíritu Santo: Jesús en la última conversación que tiene con los discípulos les recuerda la promesa que les hizo de enviarles la fuerza del Espíritu Santo “…sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (Hch. 1, 8). No nos deja solos, sino que nos envía a su Santo Espíritu para que nos acompañe en nuestra misión.
  4. Gloria a Jesús: este momento en que Jesús deja la tierra para volver a la casa del Padre es la glorificación de su persona, pues se contrapone a los sufrimientos padecidos en el camino de la Cruz por nuestra salvación. Sube con Gloria y Poder, enseñándonos que para Dios no hay imposibles y que el realmente ha vencido al mundo.
  5. Nos da esperanza: La ascensión de Jesús nos da esperanza de saber que si seguimos el camino trazado por Él en la tierra, podremos algún día morar en la casa del Padre junto a la Virgen María y los Santos y los ángeles.
Oración

Enséñanos Señor a seguir tu camino, a anunciarte con nuestras acciones en todos los lugares a los que vayamos, que seamos testimonio de tu amor y misericordia, para que algún día podamos estar junto a ti en la casa del Padre. Santa Virgen María llévanos siempre de la mano hasta los pies de tu Hijo amado. Amén.

Tatiana Baldiris
Jornadas de Vida Cristiana Cartagena
Fuentes:
Catholic.net, Aciprensa, Citas bíblicas: Biblia de Jerusalén